Tag Archive: Facebook


Ayuda a las familias desplazadas comprando sus artesanías.

Comprando hamacas hechas por niños desplazados puede ayudar Comprando hamacas hechas porfamilias desplazados puede ayudar a sus familias a iniciar una nueva vida.

Cada hamaca tiene un costo de $25.000 pueden conseguirlas en el Alojamiento temporal para población desplazada de la Cra 16 # 17-43, o llamando a Gloria Patricia Henao, la madre de ocho niños que con este trabajo ayudan a sostener su familia al 3143399930, José Ruiz al 3107943834, Baudilio Rivera al 3102187865, Césa Barlanoa al 3173767630, los Hermanos Bercelí y Norberto Monroy al 3118759252; lo a través de este grupo, enviando mensajes y escribiendo en el muro.

Quedan treinta de las más de 140 familias desplazadas que antes acogía en el alojamiento temporal de la Cra 16 # 17- 43 viviendo aún bajo ese techo en el barrio Santa Fe. Hombres, mujeres, ancianos y niños que han llegado a Bogotá huyendo de la violencia y despojados de sus tierras y propiedades desde todas las regiones del país. El ejército, la guerrilla y grupos paramilitares han asesinado a sus seres amados y los han sacado de sus tierras. Ahora viven en una gran bodega y deben sobrevivir con subsidios de $ 90.000 mensuales por familia.

Reunidos forzosamente, el compartir un techo les ha dejado enseñanzas; una familia de Bucaramanga enseñó a otro habitantes del refugio a hacer hamacas que tejen en las largas jornadas de espera en que aguardan una respuesta del gobierno sobre la restitución de sus tierras y propiedades a la que tienen derecho legalmente; hay familias que llevan esperando más de seis meses. Si salen más de un día del refugio pierden el cupo quedando en la calle, por eso han encontrado formas de trabajar dentro de las paredes del alojamiento.

Mi nombre es Camilo Vásquez, tengo la oportunidad de servir de puente a estas familias que no tienen acceso a internet y por esta vía ayudar un poco a difundir su trabajo. Pueden contactarme al 2693889, al 3164712088 o escribiendo a hacerhistoria@gmail.com si necesitan más información o desean comprar hamacas pero no pueden contactarse directamente con el alojamiento para población desplazada.

Si tiene un negocio en que pueda vender las hamacas, o conoce alguien que lo tenga y esté dispuesto a ayudar, recuerde que el ayudar en el proyecto económico de una población vulnerable tiene ventajas como rebajas en impuestos y otros beneficios; además son productos económicos con los cuales puede realizar un buen negocio.
Ayúdenos a difundir el mensaje, Hoy más de 4´500.000 colombianos han sido desplazados forzosamente por el conflicto, nuestro país se desangra en una guerra que insistimos en ignorar; esta es una modesta forma de ayudar un poco, sin mucho esfuerzo, y no dar la espalda a quienes nos necesitan.

Únase al grupo en facebook e invite a sus contactos y amigos, no es una solución a la raíz del problema, pero es un inicio, y en el desamparo saber que hay alguien que se preocupa por ti, que no estás solo en un mundo que quiere desaparecerte o matarte en un tesoro incalculable.






Matando a Jaime crearon un símbolo.

Hoy, como no lo habia nunca hecho, facebook me brindó una verdadera satisfacción. Tres de mis amigos, que no se conocen entre si, no tienen otros amigos en común, e incluso viven en diferentes paises, decidieron hacer un homenaje a Jaime Garzón mostrandolo hacer aquello que lo hizo abrirse camino en las conciencias y los corazones, reflejar la realidad, sus injusticias, sus peligros y posibilidades, disfrazando su rostro, cambiando su voz, y dejando a todos aquellos con amor por la justicia y la equidad con una cálida y satisfactoria sonrisa.

Lo triste, revelador y hermoso, es que los tres, decidieron hacer su homenaje, compartiendo el mismo video, entre los cientos de clips disponibles protagonizados por Jaime con igual agudeza y denunciado hechos de igual trascendencia. Los tres decidieron publicar precisamente este:

Godofredo Cínico Caspa hablando sobre Uribe

No es de extrañarse, hoy, esa voz que habla con claridad y dice la verdad de forma tal que puede ser comprendida po todos y aceptada por la mayoría, es una necesidad que debe ser satisfecha, la sovrevivencia de miles y el alma de nuestro país puede depender de ello.

A Jaime lo mataron a tres cuadras de mi casa, solo cuando murió supe que habitualmente caminaba por mi barrio, mi hermana, que entonces tenía trece años, vió su cadaver cuando hiba hacia el colegio, ya no lo recuerda con claridad, pero no hace mucho aún me hablaba de como la conmovío ver su rostro de enormes dientes torcidos cubiertos de sangre, recuerdo con claridad que me dijo: “Parecia que se estubiera riéndo”.

En vida, y todavía más despues de su murete, Jaime es un símbolo de la verdad y del costo que a veces hay que pagar por ella, oficialmente nadie quiere decirlo, pero la pequeña estatua en su honor es el monumento más visitado de Bogotá, sin embargo, con pobres argumentos teóricos y burocráticos, se le ha negado oficialmente la condición de patrimonio. Como si eso importara; la vida que se le niega en el papel rebosa los formalismos sin sentido, aceptémoslo o no, sabemos bien en que país vivimos, y quienes son nuestros héroes, aunque nuestro gobierno desperdicie miles de millones en globos conmemorativos y se reuse a instituir la ley de reparación a victimas del conflicto porque “resula demasiado costosa” mientras las familias acampan en las plazas y puertas de bodegas, desplazadas de sus tierras pero con el consuelo de haber conservado su vida.

Matando a Jaime dieron vida a un símbolo, simbolo que mantendremos vivo, porque la verdad aún cuando es un cadaver, se expande y sigue sonriendo.